¿Qué es una Doula?

Es una acompañante profesional de parto que brinda apoyo físico, mental e informativo tanto a la mujer como a su pareja, durante todo el trabajo de parto, facilitando la experiencia del parto para los padres, el bebé y los profesionales del equipo de salud.

¿Qué hace la Doula?

Apoya y alienta el parto centrado en los deseos y necesidades de la mujer, sin el uso rutinario de medicación, ni tecnología innecesaria por ser la opción más segura para madres y bebés hasta el día de hoy.

Provee continuidad de atención desde el preparto hasta el postparto, la cual consiste en:

Apoyo emocional

• Alentar
• Fortalecer
• Presencia continua

Apoyo informativo

• Educación
• Elecciones tomadas con responsabilidad teniendo conocimiento de los pros y contras
• Brinda alternativas

Apoyo físico

• Medidas de confort
• Posiciones
• Masajes
• Relajación
• Respiración

¿Qué hace la Doula?

Apoya y alienta el parto centrado en los deseos y necesidades de la mujer, sin el uso rutinario de medicación, ni tecnología innecesaria por ser la opción más segura para madres y bebés hasta el día de hoy.

Provee continuidad de atención desde el preparto hasta el postparto, la cual consiste en:

Apoyo emocional

• Alentar
• Fortalecer
• Presencia continua

Apoyo informativo

• Educación
• Elecciones tomadas con responsabilidad teniendo conocimiento de los pros y contras
• Brinda alternativas

Apoyo físico

• Medidas de confort
• Posiciones
• Masajes
• Relajación
• Respiración

¿Por qué una doula?

El acompañamiento puede comenzar cuando la mujer lo necesite: al inicio del trabajo de parto mientras la mujer está en su casa, o bien llegando al mismo tiempo al hospital.

A veces en silencio y a distancia, respetando la intimidad, otras veces codo a codo, sosteniendo y acompañando durante una contracción, o tal vez acercándole lo que necesita (agua o comida, un objeto de valor afectivo, abrigándola o abanicándola), o sugiriéndole alguna medida de comodidad o posición favorable, o simplemente “estando ahí”. Una de las cualidades más importantes de la Doula es la paciencia y la presencia continua.

Su labor puede ser sutil o muy intensa, según las necesidades de cada mujer. Con la premisa fundamental de no perturbar, de no imponer, de mantener una atención cuidadosa pero no invasiva, de abrirse genuinamente para poder comprender las necesidades de cada mujer y empatizar con ella. Después del parto la Doula puede seguir acompañando a la mujer durante su puerperio y asesorarla respecto a la lactancia.

Las Doulas pueden desempeñarse en hospitales, centros de nacimiento y en los domicilios. Se ha demostrado que el soporte emocional continuo y la confianza durante el proceso de parto mejoran y facilitan todas las fases de la maternidad.

Además, las mujeres acompañadas por Doulas tienden a tener un mejor recuerdo de sus partos y aumentan los sentimientos de logro y autovaloración, lo cual contribuye a un mejor vínculo mamá-bebé.

Apoyo estadistico

Según un estudio realizado por Kennel, Klaus y Kennel en 1993, la presencia de doulas en los partos contribuye a:
•50% reducción en cesáreas
•25% parto más corto
•60% menos peticiones de epidural
•40% menos uso de oxitocina sintética
•30% menos uso de analgésicos
•40% menos uso de fórceps
•Mejora en el vínculo padres-bebé
•Menos problemas con la lactancia
•Menor incidencia de depresión posparto

Nuestra propuesta

Una cita privada con la mujer y su pareja en la semana 36 de gestación.
El acompañamiento durante el trabajo de parto desde la llegada al hospital hasta el nacimiento de tu bebé.
Una visita al hospital el día siguiente al parto para asesorarte con la lactancia y resolver de dudas.
Apoyo telefónico antes, durante y después del parto.

Si deseas contratar nuestro servicio de Doula en tu parto o recibir mayor información comunícate al 04455 51016486 o por correo electrónico info@partohumanizado.org